Relatos de Mariano Gistaín, ilustrados por Lina Vila

20081129185839-lina-vila-microcuentos-cuerpo-chicaHacíamos experimentos con estudiantes. Todo era legal, habían firmado contratos, etc. Cuando algo fallaba yo debía entregar las cenizas a la familia. Ayer llegué muy pronto al laboratorio y vi que el cuerpo tenía cabeza de ratón. Aún parpadeaba al meterlo en el horno.

Para leer el resto de los “Microcruentos”, pincha aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *